Relatos de Partos: PVDC con Trombofilia

Mi oportunidad de renacer junto a Luana…

El lunes comencé con contracciones esporádicas durante el día…
A las 22hs comenzaron a ser más intensas y hermosas mis ansiadas contracciones, pasamos toda la noche con mi esposo haciendo un inolvidable trabajo juntos, cuando pudimos entendernos y sincronizar.
El martes a las 09hs tenía turno con mi obstetra, por lo cual fuimos al Sanatorio. Cuando me atendió ya estaba con 3 cm de dilatación “estás en camino me dijo, volvé a tu casa y controlá las contracciones”.
Volvimos a casa y a las 18hs salimos nuevamente, la doctora me tactó a pedido mío ya que, a nivel emocional, necesitaba saber cuánto había avanzado la dilatación, estaba muy cansada.
Myriam me miró y me dijo “Vamos Sonia, estás con nueve, vas a parir” (lo escribo y lloro de nuevo)
Mi esposo me abrazó y me dijo “yo confío en vos… sabía que podías” Agradecí a Dios llorando “voy a tener mi parto” gritaba (de verdad lo gritaba)
Pujé cuatro veces, mientras la obstetra y partera me decían ” Bien Sonia…bien.. vas a poder…ya llega…vas a parir..un pujo más, veo la cabeza”
Fuimos a la sala de parto, mi esposo, al lado mío ne decía “vamos amor, vos podés, ya estamos tan cerca”
En la sala de parto ya no daba más…¡No puedo! Le grité a Lu ¡perdón!
Él me diji “dale amor…es lo que vos soñaste y lo estás haciendo”
La obstetra me dijo “Sonia vos podéd parir” .
Pujé y toqué la cabeza. Acaricié por primera vez a mi hija. Dos pujos más y Luana estaba en mi pecho.
En el expulsivo no sentí dolor, fue más el amor del encuentro que cualquier dolor, sin episiotomía, sin peridural, sin oxcitocina sintética.
Fui libre y feliz…
Sin duda renací con mi hija y sané.
Mujeres yo sané.

No hay texto alternativo automático disponible.

Agradecemos el relato de Sonia y la imagen de @thelanguajeofbirth.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *